Cambiar idioma UNITED KINGDOM ITALIA CHILE FRANCE URUGUAY POLSKA ARGENTINA CESKA REPUBLIKA NEDERLAND DEUTSCHLAND ESPAÑOL UNITED STATES
TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA MARIHUANA

La fuerza del sol

28-04-2016 - Exterior vs Interior; Semilla feminizada vs esqueje

¿Cultivo de exterior o cultivo de interior? Éste es uno de los temas de eterno debate entre cultivadores. En las próximas líneas aportaremos algunos datos y características similares y diferentes, para que al final cada uno saque su propia conclusión en función de sus gustos, posibilidades y necesidades. Para ello, nos centraremos en cómo se comportan un par de variedades del Banco Royal Queen Seeds en ambos medios.

A lo largo de los muchos años de viajes he conocido cultivadores de muchas partes, siempre encontré defensores de uno u otro tipo de cultivo (exterior o interior) que convencían con sus palabras y las muestras de su trabajo.

Hay muchos factores que debemos manejar a la hora de valorar tanto el cultivo de exterior como de interior.

Preparar un cultivo de exterior

A la hora de comenzar un cultivo, lo primero que se debe valorar es el lugar que usaremos. Tanto si se trata de un cultivo de interior o si se trata de un exterior, una mala elección del área de cultivo podría resultar fatal y echar a la basura nuestra cosecha. En este caso, lo ideal sería buscar una orientación norte (si estamos en el hemisferio sur), que esté bien aireada e iluminada por el día y que no reciba ningún tipo de contaminación lumínica nocturna.

También es importante tener en cuenta el tipo de suelo que nos vamos a encontrar para trabajar, ya que cuanto mejor sea la tierra de la zona, mejor se desarrollarán las plantas. Debemos despejar bien el terreno hasta dejar un área completamente libre y despejada de vegetación, para así poder empezar a preparar la tierra antes de llevar nuestras semillas o esquejes al que será su flamante pero discreto hogar.

Una vez despejado ese espacio y antes de remover o soltar la tierra o apartar piedras, utilizaremos una pala plana para levantar el terreno con el césped y volverlo a poner del revés, es decir, la parte con la hierba o césped hacia abajo. Lo dejamos reposar un mes más o menos y luego ya removemos y soltamos la tierra.

Una semana antes del trasplante prepararemos los agujeros donde van a ir las plantas y dejamos unos dos metros entre cada agujero para evitar que las plantas se junten y agolpen. Al llevar las plantas rellenaremos el agujero con tierra de calidad, para que éstas desarrollen unas fuertes raíces que serán sinónimo de una planta sana y robusta.

Una vez rellenados los agujeros, estaría bien poner una capa de arlita sobre la tierra que rellena el agujero para evitar que se reseque con el sol y el calor. También ayuda a disuadir a las babosas y caracoles a que se acerquen al tallo y trepen por él, ya que les resulta muy incómodo, pues la arlita les quita babas y parte de su necesaria humedad al ir moviéndose. Si las plantas o semillas no han tenido ningún tipo de problema o inconveniente en sus inicios y el terreno elegido es bueno, tendremos mucho trabajo avanzado y ganado.

Bastará con que el clima sea benévolo. Si no lo es prepara con antelación un invernadero adecuado a tus necesidades: uno bien ventilado siempre será una buena solución. Nos preocupamos de cubrir las necesidades de la planta y regar una o dos veces por semana, incluso tres, en función de la situación geográfica y características de la planta.

Preparar un cultivo de interior

Para comenzar a realizar un cultivo de interior, debemos decidir si elegiremos una habitación destinada exclusivamente que habrá que adecuar o si decantamos por alguno de los distintos modelos de armarios de cultivo de calidad que existen en el mercado y que podemos encontrar en nuestro grow shop de confianza, con lo que sólo necesitaremos montar el armario para disponer del área de cultivo.
El montaje de un armario es bastante sencillo, ya que todas las piezas y partes que lo componen vienen claramente numeradas o identificadas, para realizar un rápido y fácil montaje. Una vez montado, solo nos quedaría colocar el foco que deseemos usar conectado al temporizador, el tubo ducting o tubo para salida del aire del extractor, conectado al extractor adecuado para el armario y el filtro anti-olor.
Hay mucha gente que opina que un cultivo de interior siempre es más discreto en un armario y no sólo por la luz, sino porque según muchos, puede incidir en que el olor que produce es menor y menos perceptible. Sólo nos faltaría colocar un termómetro-higrómetro para obtener los parámetros de temperatura y humedad que se registran en nuestro armario, nos servirán como referencias. Los tiestos con tierra de calidad y las plantas.

Si optamos por cultivar en una habitación, debemos seleccionar una que tenga una ventana con caja de persiana o en su defecto, una salida de aire al exterior. Lo siguiente es utilizar la más que famosa tela de fotógrafo (o un blackout) para aislar la ventana y que no haya contaminación lumínica. También para evitar que la luz salga hacia afuera, ya que resulta muy llamativa y podría despertar la atención de personajes no gratos en nuestro cultivo.

Por lo demás, no variaría mucho respecto a un armario en lo que a montaje se refiere, solamente deberíamos asegurarnos de tener un extractor acorde al volumen de metros cúbicos de aire que tiene la habitación y que el filtro anti-olor sea el correspondiente en función del extractor. Sólo falta colgar del techo el foco de sodio que queramos y necesitemos para nuestro autoconsumo. Los riegos suelen llevarse a cabo unas tres veces por semana, por lo general en los cultivos de interior, siempre y cuando no hablemos de sistemas de cultivos de hidroponía.

¿Semilla feminizada o esqueje?
Existen varias diferencias principales que nos pueden servir a cada uno para llevar a cabo su propia elección. Los esquejes provienen de plantas madre seleccionadas y mantenidas por unas características que reúnen como calidad, sabor, aroma, producción, efecto o tiempo de floración. Nos aseguran que, si ese esqueje está sano y lo tratamos bien, nos proporcionará una cosecha con esas características.
Por otro lado, ese esqueje (clon), recoge todo lo positivo y negativo de la madre de la que proviene, las raíces son secundarias ya que los esquejes carecen de raíz principal. Las semillas sí tienen raíz principal que les garantiza un mayor vigor y fuerza en el desarrollo vegetativo, unido a su juventud, ya que están recién germinadas, así como una más que posible mayor cantidad de producción final en la cosecha (sobre todo en exterior) y muy excelentes resultados en interior, pero teniendo en cuenta que la calidad de los cogollos será más homogénea en esquejes de óptima calidad que en las semillas.

Las semillas sin germinar también nos garantizan algo tan básico e imprescindible como que no tienen ácaros (araña roja), pulgones u agentes patógenos. Mientras que, muchas veces, los esquejes, si no son de mucha confianza, pueden acabar en una duradera plaga en nuestro cultivo.
Si bien es cierto que un esqueje suele estar una semana o dos en crecimiento antes de pasarlo a floración, hasta pasadas dos semanas aproximadamente no comienzan a producirse los primeros indicios de pelos en las zonas que albergaran las futuras flores. Las semillas feminizadas no requieren los dos meses de crecimiento de las regulares, ya que conocemos su sexo, por lo que en interior se pueden poner en el tiesto definitivo una vez germinadas y a 18 horas de luz, hasta que alcancen entre cinco (sativas) y siete (índicas, híbridos) centímetros por encima del nivel de tierra, cambiar el fotoperíodo de luz a 12 horas, pero manteniendo la nutrición de crecimiento, hasta que la planta comience a mostrar pelos, aproximadamente en unos veinte a veinticinco días.

Cuando se trata de la misma variedad, si observamos los tiempos de cosecha, vemos que son casi similares, la diferencia no es muy notable entre el tiempo de un esqueje en crecimiento y floración, respecto a una semilla feminizada.

La oferta de distintos tipos de semillas feminizadas de los bancos de primer nivel cada vez es mayor, año a año, mientras que los esquejes provienen de madres de unas pocas variedades contadas, restringiéndose a las variedades más reconocidas y apreciadas casi unánimemente. Los que quieren probar sabores, aromas, o plantas nuevas disponen de un mayor abanico de opciones para elegir variedad entre las semillas que entre los esquejes.

Critical y Shining Silver Haze

Para ilustrar lo que hemos comentado, nos centramos en una cosecha de Critical de semilla feminizada y otra de esqueje de Royal Queen Seeds. Le añadiremos otra semilla feminizada y otro esqueje de Shining Silver Haze.

Se cultivaron ejemplares de todas ellas en exterior e interior, se les suministró el mismo tipo y marca de abono, así como de sustrato. Las diferencias y resultados llamaron nuestra atención. Se germinaron todas las semillas y enraizaron todos los esquejes en interior, una vez listos se trasladaron bajo un foco de 600w, o bajo el sol. Tanto las semillas como los esquejes respondieron tan bien como se esperaba. Las semillas abrieron todas entre el día y día y medio.

Comenzado el crecimiento se hizo visible una estructura mucho mayor a lo alto y ancho de las semillas, así como un vigor mucho mayor en sus brotes y ramas en el exterior. Pero también, aunque no tanto, en interior, llama la atención lo que se puede desarrollar una Critical en exterior. Eso no quiere decir que los esquejes no respondan, al revés, se desarrollan bien y con un verde muy bonito. Siguiendo el crecimiento se pasó a realizar una poda en todas las plantas, en sus partes bajas y zonas internas para facilitar la ventilación y aireación, además de indicar a la planta por donde florecer.

La Shining Silver Haze nos sorprendió por como funcionó de bien en un clima como el que se cultivó, dando unos cogollos muy aromáticos, con toque a incienso y a madera antigua y resinosos a la par que compactos. En exterior se recogió sobre mediados de abril, tercera semana. Y en interior con algo más de setenta días, que podía haber sido alguno más.

La Critical resultó muy productiva en exterior e interior, con un porte y presencia muy característica de esta planta que es más que valorada y conocida. En exterior se recogió a finales de marzo. En interior entre 52 y 57 días.

La floración se desarrolló con éxito en interior y exterior, y no defraudaron ninguna de las plantas cultivadas. La producción de exterior, como era de esperar, fue mayor por planta que en interior, y la calidad de las flores fue similar de la cultivada de esqueje y semilla, recalcando la homogeneidad de los cogollos un poco más en los esquejes.

Also of interest ...