Cambiar idioma UNITED KINGDOM ITALIA CHILE FRANCE URUGUAY POLSKA ARGENTINA CESKA REPUBLIKA NEDERLAND DEUTSCHLAND ESPAÑOL UNITED STATES
TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA MARIHUANA

Envejeciendo las flores con el viejo Jorge

05-09-2014 - La cosecha del maestro

Cosecha cuando las plantas estén en su punto óptimo de maduración. La programación de la cosecha resulta crítica, el tiempo óptimo para cosechar solo dura entre cinco y siete días. La mayoría de cultivadores manicuran los cogollos cosechados antes de secarlos de manera lenta y uniforme para preservar el THC. Tras el secado, los cogollos han de ser curados con el fin de que desarrollen todo su aroma y sabor. Como ocurre con el buen vino, el envejecimiento (curado) mejora el gusto y la fragancia. Ya curados, un almacenamiento adecuado asegurará que los cogollos retengan todas sus cualidades esenciales.   

 

Antes de la cosecha

Los fuertes olores de la marihuana suelen ser un problema cuando se aproxima el tiempo de la cosecha. Para minimizar los olores, mantén bien ventilado el cuarto de secado y manicura para que las fragancias no se queden estancadas. Mantén frescas las habitaciones, a menos de 21º, para que los aceites esenciales del cannabis liberen menos aromas penetrantes. Un aparato de aire acondicionado funciona bien para mantener los olores al mínimo en cuartos sellados. Los filtros de carbón eliminan los olores del cuarto de secado.

Riega con agua pura o con una solución de aclarado para eliminar los residuos de fertilizante en el follaje y la tierra. Da agua sola a las plantas durante los últimos siete a 14 días antes de la cosecha. Asegúrate de que drene el 10 a 20% del agua fuera de la base de los contenedores. Las soluciones de aclarado eliminan más deprisa el residuo de los abonos y se usan los últimos días antes de la cosecha.

En sistemas hidropónicos recirculantes, cambia la solución nutriente por agua pura siete a 10 días antes de cosechar. Sigue rellenando el depósito con agua “fresca” hasta la cosecha o utiliza una solución de aclarado siguiendo las instrucciones del fabricante.      

No riegues durante uno o dos días antes de la cosecha para que las plantas tengan una especie de presecado al ser cortadas. Deja que la tierra se seque, pero no que las plantas se marchiten.

Proporciona oscuridad total a las plantas durante las 48 horas previas a la cosecha para que desarrollen más resina en los cogollos.

Cosecha

Al cosechar, se detiene el crecimiento y la producción de THC. El contenido de THC no aumenta tras la cosecha. De hecho, solo puede ir en declive. La descomposición del THC puede ralentizarse si se evita que los cogollos cosechados queden expuestos a la luz, a temperaturas cálidas superiores a los 27º Celsius, a roces y zarandeos durante la manipulación y evitamos los entornos húmedos.

El psicoactivo y embriagador THC (tetrahidrocannabinol) está localizado en las hojas, los racimos florales y los tricomas glandulares con tallo. La mayor parte del THC se encuentra en las glándulas de resina o tricomas de las inflorescencias de las plantas hembra (sinsemilla). Los tricomas con tallo parecen un pequeño poste con una bola encima. Estos tricomas se desarrollan principalmente en cogollos y hojas pequeñas. La concentración de THC es mayor en la parte donde el tallo se encuentra con la bola de la glándula de resina.   

Las hojas grandes de las plantas hembra, como la Yumboldt que aparece en la foto, y las plantas macho contienen menos glándulas de resina y mucho menos THC embriagador. El contenido de THC que se encuentra en los tallos y las raíces es prácticamente inexistente. Las plantas macho, los tallos y las hojas grandes contienen niveles bajos de THC y su uso más eficiente es en la elaboración de hachís y resina concentrada.  

Cosecha de sinsemilla

Cosecha las plantas entre las seis y las 12 semanas después de provocar la floración con el fotoperiodo bajando las horas luz a 12 y las de oscuridad también a 12. Cosecha llegado el punto en que la producción de THC está en su máximo, antes de que empiece a degradarse. La mayoría de plantas que reciben una misma cantidad de luz están listas para ser cosechadas al mismo tiempo. Los cogollos bajos que reciben menos luz suelen tardar unos días más en madurar.

En general, las variedades Índica o con predominancia índica están maduras entre las seis a ocho semanas después de iniciar la floración. Las variedades sativa o con esa predominancia acaban entre las ocho y las 12 semanas. Con demasiada frecuencia, los cultivadores recogen las plantas demasiado pronto debido a la excitación de obtener la cosecha rápidamente. 

Comprueba la madurez retirando un trozo pequeño de un cogollo maduro. Mételo en un horno convencional o microondas. Ajusta el microondas a baja potencia y enciéndelo en ráfagas de 10 segundos hasta que esté lo bastante seco como para arder. Pon un poco de este cogollo seco en una pipa pequeña y pruébalo. El gusto seco y rasposo se deberá al secado rápido, pero podrás saber lo potente que está la hierba.

Cosecha temprana

A este cogollo todavía le quedan unas semanas para la cosecha. Espera seis semanas como mínimo antes de probar cosechar tus cogollos. Muchos cultivadores recogen cogollos subdesarrollados antes de que el THC alcance todo su potencial y eso es una pena.

A este también le faltan un par de semanas para la cosecha. Los pistilos blancos y sanos aún están creciendo y la resina comienza a acumularse realmente. Después de un par de semanas, este cogollo estará repleto de resina. Los cogollos que se cosechen ahora tendrán hasta un 30% menos de peso.

Si las plantas sativa o de esa predominancia se cosechan un poco antes de tiempo, contendrán menores concentraciones de todos los cannabinoides; la embriaguez suele ser más cerebral y voladora. Las variedades ínidca puras o con su predominancia tienden a producir un efecto corporal algo menos intenso cuando la cosecha es temprana.   

Cosecha en su punto

La formación de glándulas de resina se ralentiza. Los tricomas empiezan a degradarse más deprisa de lo que se desarrollan. La producción de THC ha dejado atrás su máxima posibilidad. Éste es el mejor momento para cosechar. Cosecha cuando los niveles de THC alcancen todas sus posibilidades para obtener el máximo efecto. Este plano detalle de los tricomas te muestra lo que puede observarse en el momento de máxima madurez.  

Cosecha tardía

Los tricomas empiezan a degradarse más y más deprisa. Cosecha ahora para lograr un efecto más pesado.

 

Los tricomas blancos se ponen de color marrón rojizo a medida que los cogollos siguen madurando. Hay variedades en las cuales el pico de potencia ocurre cuando la mitad de pistilos están blancos y la otra mitad se han vuelto marrones. Esta prueba solo sirve a modo de guía general para determinar el pico de potencia. Cosecha después del pico de madurez para obtener niveles más altos de CBD en relación al THC, y que la embriaguez sea más corporal. Si se cosechan ahora las variedades índicas, producirán un efecto corporal más pesado e inmovilizador. Las variedades sativa que se cosechen una vez rebasado el pico de potencia también producen una embriaguez más corporal.   

 

Cómo saber que el fertilizante afectó al sabor


Las puntas y los bordes de las hojas están quemados


Las hojas están quebradizas cuando llega la cosecha

Los cogollos crujen al arder


Los cogollos huelen a productos químicos

Los cogollos saben a fertilizante

 

Cosecha de hojas

Puedes retirar las hojas grandes cuando las plantas aún están en el suelo. Corta o arranca toda la hoja con su tallo o peciolo. Una vez que las hojas grandes están completamente formadas, la potencia del THC suele haber alcanzado su máximo. Las hojas más pequeñas que rodean los cogollos siguen desarrollando resina hasta que los cogollos están maduros. El pico de potencia se mantiene mientras las hojas sigan sanas y verdes. Deshazte de las hojas amarillas y enfermizas, como siempre.    

 

Echa las hojas en una bolsa de papel, no de plástico. Las bolsas de papel transpiran bien y pueden cerrarse doblando el borde.

 

Mantén la bolsa de papel en un armario o en una zona con un 45 a 55% de humedad y una temperatura de entre 18 a 24º Celsius. Remueve las hojas dentro de la bolsa una o dos veces al día para que las hojas húmedas se mezclen con las más secas. Las hojas estarán secas al tacto entre cinco a siete días. Una vez secas, coloca las hojas en el congelador; así estarán listas para hacer hachís. 

 

Cosecha de las plantas macho

Cosecha las plantas macho antes de que dispersen el polen. La mayoría de cultivadores las sacan del jardín tan pronto como las detectan en prefloración, casi al final del crecimiento vegetativo. Las flores masculinas producen sacos visibles de polen, tras 2-4 semanas desde que la luz se programa para dar un fotoperiodo de 12 horas de día y noche. 

 

 

Pon una bolsa de plástico sobre cualquier planta macho que pueda dispersar polen antes de cortar el tallo principal por la base. Mueve la planta lo mínimo posible para minimizar la diseminación de polen. 

Also of interest ...