Cambiar idioma UNITED KINGDOM ITALIA CHILE FRANCE URUGUAY POLSKA ARGENTINA CESKA REPUBLIKA NEDERLAND DEUTSCHLAND ESPAÑOL UNITED STATES
TODO LO QUE NECESITAS SABER SOBRE LA MARIHUANA

Jugando a ser dios

17-05-2016 - Crianza clásica del cannabis

La crianza clásica es un antiguo proceso cíclico que siguen empleando los criadores actualmente. Las decisiones son tomadas en base a la observación de un gran número de plantas. El criador no sabe con exactitud qué genes han sido introducidos en los nuevos cultivares. Lo único que hace es elegir plantas en función de las apreciaciones visuales, el olor y sus propios presentimientos.

La crianza clásica del cannabis es simple. Se eligen dos variedades, una masculina y otra femenina. Cada parental posee características deseables, como fragancia, potencia, resistencia al moho y demás. El polen masculino fecunda las flores femeninas y sus genes se combinan en una nueva mezcla genética contenida en la semilla.

El siguiente paso consiste en elegir individuos con los rasgos deseables de ambos parentales. Muchas veces, se tiene suerte y la descendencia hereda los genes y rasgos deseables. Los criadores de cannabis suelen sacar esquejes de estos ejemplares deseables. Con demasiada frecuencia no se conserva la planta macho, por lo que la variedad sólo está disponible en forma de clon.

Cuando se fija un rasgo deseable en una planta, el cruce de este parental con otras plantas hace que las plantas nuevas sean similares al parental preferido. Por ejemplo, para hacer que la descendencia resistente al oidio de un cruce se parezca al parental de rendimiento alto, se retrocruza la descendencia con ese parental durante varias generaciones. Este proceso elimina la mayor parte de la contribución genética del parental resistente al oidio.

Para criar en función de la resistencia al moho, cultiva plantas en condiciones proclives al moho. Elimina las plantas del jardín que desarrollen moho con facilidad. Conserva las plantas que no desarrollen moho o que tarden en desarrollarlo. Utiliza las plantas que no tengan moho para el proyecto de crianza.

Resulta muy dificultoso aislar genes específicos para garantizar cualidades específicas, como puede ser una resistencia extrema al oidio o a los ataques de insectos y ácaros. Existen genes recesivos y genes dominantes que están controlados por alelos. Aquí es donde la crianza se vuelve mucho más compleja.
Otros rasgos, como la aclimatación a un lugar específico, son relativamente sencillos porque las plantas que crecen mejor en un entorno están siendo seleccionadas constantemente. Los jardineros orgánicos crían plantas aclimatadas a sus condiciones al aire libre, y alcanzan rendimientos mucho más altos. Por este motivo, los jardineros médicos que practican el cultivo orgánico en el norte de California son capaces de cosechar plantas de 4,5 kilos.
Para fijar la tolerancia al frío, cultiva plantas en condiciones frías. Elimina las plantas que sufren daños por el frío con facilidad. Utiliza las plantas que resisten las temperaturas bajas para el proyecto de crianza.

Influencia de los alelos

Los fenotipos que pueden verse en un individuo concreto son el resultado de la interacción del genotipo de la planta y el entorno. Por ejemplo, aquí tenemos tres fenotipos: bajo, mediano y alto. Recuerda que el genotipo se refiere a la condición genética que es responsable del fenotipo, y le asignamos símbolos para representarlo en esta exposición.

Penotipos Genotipos
Bajo ss
Mediano Ss
Alto SS

Siempre hay dos versiones de cada gen (alelo). Por ejemplo, si tenemos dos plantas de estatura baja, con “s” minúscula, la planta será más baja. Pero si la planta tiene “S” mayúscula y tiene el gen de la altura, el fenotipo será alto. Si se heredan ambos genes, la planta tendrá una altura media.

Homocigota / heterocigota

Estos términos se emplean para describir la condición genotípica de una planta en relación a la similitud de los alelos para un rasgo determinado. Si una planta es homocigótica para un rasgo dado, tiene dos copias del mismo alelo. Si una planta es heterocigota, tiene dos alelos diferentes para un rasgo dado.
La descendencia hereda un conjunto de alelos de cada parental. Esta herencia de alelos puede ser homocigota (ambos alelos lo mismo) o heterocigota (los alelos son diferentes). Además, los alelos recesivos no se muestran por completo hasta después de varias generaciones. La influencia de los alelos hace que sea imposible utilizar reglas simples de probabilidad matemática para predecir el resultado de la descendencia.

Rasgos dominantes y recesivos

Los rasgos dominantes y recesivos están marcados por los alelos que se heredan de ambos parentales. No obstante, aún en el caso de que el genoma del cannabis haya sido decodificado, las funciones específicas de los genes no han sido descifradas. En consecuencia, los ejemplos que aparecen a continuación sólo sirven de guía, ya que muchos rasgos están definidos por una combinación de genes.

Dominante

En la interacción intraalélica la presencia de un alelo de un parental enmascara la presencia de un alelo de otra planta parental, en la expresión de un rasgo dado en la descendencia. Únicamente se muestra el rasgo dominante en la descendencia de primera generación. En la generación F2, el 75% también mostrará la condición dominante.

Recesivo

En la interacción intraalélica un alelo de un parental queda enmascarado por la presencia de un alelo de la otra planta parental en la expresión de un rasgo dado en la descendencia. El rasgo recesivo no aparece en la descendencia de primera generación (F1), pero reaparecerá si se cruzan estos individuos, y la descendencia F2 dará como resultado un 25% de plantas que mostrarán la condición recesiva.
Podemos demostrar las leyes de Medel en un cuadro de Punnett para predecir el posible resultado de un rasgo genético (monohíbrido). El ejemplo siguiente utiliza el experimento de Mendel con plantas de guisante, en el cual fueron cruzadas dos plantas de guisante amarillo y el resultado fueron tres cuartas partes de guisantes amarillos y una cuarta parte de guisantes verdes. El cuadro de Punnett recoge todas las combinaciones posibles para un gen. Cada uno de los cuatro cuadrados del diagrama representa una nueva descendencia. Un monohíbrido, es un cruce genético entre dos parentales. Un parental tiene dos alelos dominantes para un gen específico y el otro parental tiene dos alelos recesivos para el mismo gen. La descendencia, monohíbrida, tiene un alelo dominante y un alelo recesivo para ese gen. Los cruces entre la descendencia producen una proporción 3:1 de fenotipos dominantes/recesivos cuando se cultiva la siguiente generación (F2).
Este ejemplo está basado en el cruce monohíbrido de plantas de guisante realizado por Mendel. Hay poca información disponible para el público sobre los loci específicos de los genes en el cannabis. Una excelente hoja de trabajo está disponible en BiologyCorner.com (www.biologycorner.com/worksheets/pennygene_key.html)

Este artículo es un extracto del capítulo 25, “Crianza”, de The Cannabis Encyclopedia (594 páginas, más de 2000 imágenes en color, gran formato A4), por Jorge Cervantes, que está disponible desde abril de 2015. Para más información, visita el sitio web de Jorge, www.marijuanagrowing.com

Also of interest ...