Cultivo de marihuana vegano: introducción a la jardinería vegánica


Cultivo de marihuana vegano: introducción a la jardinería vegánica

El cultivo vegano está cambiando la forma en la que cultivamos marihuana en todo el mundo, haciendo que los agricultores comerciales, e incluso los aficionados, recurran a métodos agrícolas vegetales para producir cogollos potentes y muy sabrosos durante todo el año.

¿QUÉ ES EL CULTIVO VEGANO?

Aunque suene a película de ciencia-ficción, cultivo "vegánico" simplemente se refiere a un proceso agrícola que combina los fundamentos del veganismo y el cultivo orgánico.

En pocas palabras, el cultivo vegano (también conocido como jardinería vegánica) evita el uso de aditivos sintéticos o químicos y productos de origen animal. En su lugar, fomenta el uso de fertilizantes, nutrientes, etc. naturales y de origen vegetal.

El principal objetivo del cultivo vegánico es cultivar plantas (ya sea marihuana o tomates) que no tengan residuos químicos y que afecten al medio ambiente lo menos posible.

Este método comenzó a aparecer en la literatura agrícola a mitad del siglo XX. Una de los autores principales que empezaron a explorar la horticultura vegánica fue Maye Bruce, quien inició a la población en el compostaje vegetal en los años 40 a través de su libro "De los desechos vegetales a un suelo fértil".

Otro gran nombre del mundo vegano es Rosa Dalziel O'Brien, que junto con su hijo, Kenneth, desarrolló lo que denominó "jardinería vegánica" tras crear la teoría de que los productos de origen animal pueden dañar la salud del suelo (una teoría que después fue demostrada). El libro de Kenneth O'Brien, "Jardinería vegánica", fue publicado en la década de los 80, y en él analiza la teoría y la práctica que él y su madre habían comenzado a desarrollar unos años antes.

En la actualidad, el cultivo vegánico es un método de horticultura consolidado y utilizado por personas de todo el mundo en todo tipo de cultivos, cannabis incluido.

¿QUÉ VENTAJAS TIENE EL CULTIVO VEGÁNICO?

¿qué ventajas tiene el cultivo vegánico?

El cultivo vegánico ofrece muchas ventajas, por lo que existen numerosas razones para adoptar este método y dejar de utilizar fertilizantes de origen animal.

Uno de los principales motivos por los que los cultivadores de cannabis se pasan al cultivo vegánico es para obtener un producto final más natural y con un mejor sabor y más puro. Los fertilizantes, herbicidas y nutrientes sintéticos pueden dejar residuos y contaminantes que a menudo son perjudiciales para el cuerpo humano.

Mediante el uso de productos vegetales naturales, los horticultores pueden cultivar productos libres de estas sustancias y que, por lo tanto, son mejores para el consumo humano. Esto es igual de importante para productos alimenticios como frutas y verduras como para una hierba tan versátil como la marihuana.

Otra razón por la que la gente adopta el cultivo vegánico es para minimizar su efecto sobre el medio ambiente. Las sustancias químicas de productos sintéticos como fertilizantes, nutrientes y pesticidas/herbicidas pueden ser sumamente perjudiciales para el entorno natural. Cuando se cultiva cannabis o cualquier otra planta (especialmente en el exterior), estas sustancias químicas se introducen poco a poco en el ecosistema, donde pueden causar daños irreversibles a la flora y la fauna del lugar.

¿CÓMO SE BENEFICIAN LAS PLANTAS DEL CULTIVO VEGANO?

¿cómo se benefician las plantas del cultivo vegano?

Los beneficios del cultivo vegánico no se limitan únicamente al sabor y la calidad de la hierba cosechada, también proporcionan ventajas directas a las plantas.

La principal ventaja se deriva del hecho de que los fertilizantes vegánicos son mucho más fáciles de digerir. Kushman compara la diferencia entre los fertilizantes orgánicos y vegánicos con la diferencia entre una cena de Navidad y otra a base de sushi:

"Ambas pueden ser nutritivas, pero tenemos que admitir que después de la cena de Navidad necesitamos sentarnos en el sofá y esperar a que nuestro cuerpo genere las enzimas digestivas que le hagan seguir adelante. Pero, independientemente de cuánto te atiborres de sushi, 10-15 minutos más tarde obtendrás la energía de este alimento, porque tu cuerpo lo metaboliza con mucha más facilidad".

Los fertilizantes veganos son más fáciles de digerir para las plantas porque contienen menos residuos. Y, al tener que dedicar menos tiempo a metabolizar los nutrientes, las plantas de marihuana vegánicas pueden invertir más energía en el crecimiento y desarrollo de aceites esenciales, terpenos y otros compuestos.

CÓMO PASARTE AL CULTIVO VEGÁNICO

Cómo pasarte al cultivo vegánico

Aunque abstenerse de usar productos sintéticos o de origen animal puede parecer difícil, no tiene por qué serlo.

Debido a que los cultivadores de cannabis son cada vez más conscientes de las ventajas de cultivar con técnicas naturales, hoy en día hay una gran variedad de productos veganos en el mercado.

Empresas como Canna, por ejemplo, se dedican a la creación de una amplia gama de productos vegánicos, como suelos, nutrientes, fertilizantes, etc.

Pero si deseas tener un mayor control de tu plantación, podría interesarte elaborar tus propios productos vegánicos en casa. Es cierto que esto no es posible para todo el mundo, especialmente para cultivadores con poco tiempo, dinero o espacio.

Si quieres pasarte al cultivo vegano, es buena idea concentrarse primero en el suelo. Para conseguir un buen cultivo vegánico en casa, es muy importante que el suelo tenga un ecosistema rico, compuesto de una gran variedad de microbios.

Puedes obtener estos microbios de prácticamente cualquier producto vegetal natural sin procesar que se te ocurra. Un buen lugar para empezar es el té orgánico, el pasto cortado, los esquejes vegetales y cualquier otro tipo de residuo vegetal.

Estos residuos proporcionarán alimento para los microbios de tu suelo. Y estos, a su vez, crearán numerosos nutrientes naturales para las plantas.

Una de las formas más fáciles de preparar un suelo vegánico rico es hacer compost. Recuerda que vas a cultivar de forma vegana, por lo que deberás evitar cosas como el guano de murciélago (rico en nitrógeno) y el de aves marinas (rico en fósforo). Pero no te preocupes, también puedes obtener estos nutrientes de las plantas.

Algunas plantas ricas en nitrógeno para añadir a tu abono vegánico son la alfalfa, las ortigas, la espirulina y las algas marinas, que encontrarás en centros de jardinería. El nitrógeno es esencial para la etapa vegetativa de la planta, ya que le ayuda a crecer mucho y vigorosamente.

El fósforo y el potasio, por otro lado, son más importantes durante la etapa de la floración, y ayudan a que tus plantas produzcan cogollos grandes, densos y potentes en el momento de la cosecha. Para aumentar los niveles de fósforo y potasio de tu suelo, utiliza raíces como la bardana o el ñame.

Otras estupendas fuentes de fósforo y potasio son las manzanas, los melocotones y las ciruelas.

En lo que respecta a fertilizantes, como cultivador vegánico tienes dos opciones. Puedes crear el tuyo propio a base de productos naturales, orgánicos y veganos. Pero, si no estás por la labor, también puedes utilizar una línea de fertilizantes vegánicos ya preparados y disponibles en tu centro de jardinería.

La línea Vegamatrix de Kyle Kushman, por ejemplo, es una excelente opción y está disponible en botes como los de los fertilizantes sintéticos. Los diversos tipos de Vegamatrix están organizados como cualquier mezcla estándar: Grow para la fase vegetativa, Bloom para el período de floración, y Boost para cuando tus plantas necesitan un empujón.

Otra línea intesante de fertilizantes vegánicos es Dragonfly Earth Medicine, que ofrece diversos productos para todas las fases del ciclo de vida de la planta, y cada uno de ellos viene claramente etiquetado con los nutrientes que contiene.

CONCLUSIÓN VEGÁNICA

Ahí la tienes: una introducción al cultivo vegano de marihuana. Como puedes ver, hay muchas formas de hacerlo, y en el mercado cada vez hay más variedad de productos vegánicos para que el cambio resulte más fácil para cualquier cultivador tradicional de cannabis.

Si deseas cultivar unos cogollos más puros y sanos y con mejor sabor, piensa en pasarte a la horticultura vegánica hoy mismo.