Girl Scout Cookies: reseña de cepa de cannabis


Girl Scout Cookies: reseña de cepa de cannabis

Girl Scout Cookies: reseña de cepa de cannabis

Aunque un grupo de niñas exploradoras vendiendo galletas de puerta en puerta nos pueda parecer adorable, esta variedad no tiene nada de infantil. La Girl Scout Cookies (GSC) proporciona un fuerte efecto solo para adultos. Te hará sentir asombro y euforia, y siempre querrás darle otra calada.

El lado índica dominante de la GSC calma y relaja el cuerpo, mientras que su parte sativa anima y abre la mente. Esta variedad es imprescindible para los expertos y una herramienta muy útil para los consumidores con fines medicinales.

Tras una larga deliberación, le concedemos cinco estrellas a esta variedad de gran palmarés.

ORIGEN DE LA GIRL SCOUT COOKIES

La Girl Scout Cookies nació en la costa oeste de EE.UU. Es descendiente de la maestra de las sativas, la Durban Poison, y las índicas OG Kush y Cherry Kush. Tiene un 60% de genes índica, pero su lado sativa aporta un efecto eufórico raramente visto en el mundo de las variedades índica dominantes.

La GSC ofrece una enorme cantidad de THC de hasta un 28%, lo que la corona en la reina de la potencia. Esta cifra hace que la GSC resulte atractiva tanto para fumadores que quieren poner a prueba sus límites, como para consumidores medicinales en busca de una hierba fuerte.

Artículo relacionado

EUFÓRICA, RELAJANTE Y CEREBRAL

La GSC reúne lo mejor de ambos mundos. Tras la primera calada, destaca su sabor a galletas: dulce, terroso y un poco especiado. Luego viene la euforia: una fuerte explosión que se siente como si se inflara un globo emocional, sobre el que transcurre el resto de la experiencia.

La GSC es una variedad ideal para desconectar y dejar que los pensamientos fluyan. Relaja el cuerpo a un nivel muy profundo a la vez que abre un espacio nítido en la mente. Vaporízala para obtener un efecto menos corporal que enfatice el aspecto cerebral.

Con la GSC se pueden experimentar olas de introspección, insensatez y reflexión filosófica alternándose a lo largo de la experiencia. Ten a mano un cuaderno, un pincel o cualquier otro instrumento creativo, por si te llega la inspiración, pero ten en cuenta que esta señorita es tan fuerte que no te dejará ser productivo. Aunque a la GSC le encantan las experiencias individuales, también es apta para consumir con amigos. Fúmala en grupo para pasar un rato divertido y creativo.

Según algunos consumidores, el carácter relajante índica de la GSC es ideal para combatir las náuseas, el dolor, el estrés y la falta de apetito. La GSC es una estupenda elección para quienes deseen tratar estas afecciones a la vez que conservan la "personalidad sativa" edificante de su cogollo. Es conocida por su efecto duradero, que puede superar al de otras variedades durante horas.

CULTIVO DE LA GSC

A diferencia de su efecto, los parámetros de crecimiento de la GSC tienen un término medio. No es muy difícil de cultivar, pero tampoco sencilla. Además, no es ni demasiado alta ni demasiado baja. La GSC tarda unas 9 semanas en florecer, un período parecido al de otras variedades.

La GSC es principalmente una planta de interior, aunque se puede cultivar al aire libre en el Mediterráneo y otras zonas de climas templados. Se desarrolla muy bien en un entorno hidropónico con una cantidad de fertilizantes relativamente baja. Es resistente a las plagas y el moho, lo que hace que sea muy apta para hidro y suelo. Al llegar a la madurez, desarrolla hojas de azúcar moradas, pelos naranjas y una gruesa capa de tricomas escarchados.

Esta planta no supera el metro de altura y produce cosechas de unos 400g/m². Aunque te parezca poco en comparación con otras variedades, no te preocupes, porque su potencia lo compensa con creces.

¿Has probado la Girl Scout Cookies?