El período vegetativo de las plantas de cannabis


El período vegetativo de las plantas de cannabis es la principal etapa de crecimiento, que comienza tan pronto tu ejemplar de marihuana abandona la fase de la plántula. Este período empieza cuando tus plantas tienen unos 3-4 nodos de altura, con un tallo de aproximadamente 5mm de grosor. Es en esta importante fase de crecimiento, cuando tu planta consumirá la mayor parte de su energía en desarrollar su tallo, ramas, hojas y un sistema radicular sano.

Cuando las plantas de cannabis crecen al aire libre de forma salvaje, el período vegetativo coincide con el verano, cuando las plantas reciben más energía del sol. Por eso crecerán en altura y desarrollarán multitud de ramas y hojas, con tallos que se hacen más gruesos a medida que pasa el tiempo. Al hacerlo, las plantas se están preparando para poder sostener el peso de los cogollos que producirán en la etapa de floración, que comenzará más adelante, en el otoño.

Cuando cultivamos cannabis en interior, tenemos la gran ventaja de no depender de los ciclos de luz natural, que influencian las fases del ciclo de vida de las plantas. Si utilizamos luz artificial, podremos iniciar la etapa vegetativa o de floración de nuestros cultivos cuando queramos. Usando luces de cultivo y un fotoperíodo de 18/6 (es decir, 18 horas de luz y un período de oscuridad de 6 horas al día) podemos mantener a la planta "vegetando" hasta que su tamaño nos convenza o decidir, por cualquier motivo, que el momento ideal para comenzar la fase de floración ha llegado. Entonces deberemos cambiar a una rutina de luz 12/12, que indicará a la planta que debe parar su crecimiento vegetativo y comenzar la floración. Básicamente, lo que estamos haciendo, es simular el cambio de estaciones en la naturaleza.

En principio, el cultivador puede mantener sus plantas de cannabis en estado vegetativo tanto tiempo como desee. Algunos lo hacen para tener plantas madre, que conservarán para extraer esquejes sin dejarlas pasar a la floración.

Algunos cultivadores experimentados inician la floración tan pronto sus plántulas han germinado, cambiando la programación de sus luces a 12/12 inmediatamente y saltándose así la etapa vegetativa. Esto puede ser una forma de mantener la planta con un tamaño contenido y compacto, por ejemplo si el cultivador quiere tener muchas plantas en un espacio limitado. El razonamiento aplicado en este caso, es que más plantas pequeñas producirán una mayor cosecha que pocas grandes.

Normalmente, sin embargo, el plazo habitual de vegetación para una planta de cannabis va de 1 a 4 semanas.

ILUMINACIÓN EN LA ETAPA DE CRECIMIENTO VEGETATIVO

Como ya mencionamos, la mayoría de cultivadores recurrirán al ciclo de luz "estándar" de 18/6 durante toda la fase vegetativa. Algo importante a tener en cuenta en este caso, es que la duración y la intensidad de la luz debería ser consistente a lo largo del tiempo, para no someter a tus plantas a más estrés del necesario. Si tu foco de cultivo está conectado a un programador, no deberías tener que preocuparte de este aspecto.

Para la fase vegetativa del cannabis, se considera que las luces ideales son las de espectros "fríos", que tienen tonalidades más azuladas. Se ha demostrado que cuanto más azulado sea el espectro más se incentiva el crecimiento de tallos y hojas.

Si buscas lámparas de cultivo en el mercado, te encontrarás con focos más indicados para la vegetación y otros más idóneos para la floración, de espectros más cálidos. Si buscas una luz exclusiva para floración, asegúrate de complementarla con una luz para vegetación que garantice un crecimiento óptimo.

NECESIDADES NUTRICIONALES EN LA ETAPA DE CRECIMIENTO VEGETATIVO

La etapa vegetativa de tus plantas de cannabis es el período del ciclo de vida en el que necesitarán la mayor cantidad de nitrógeno para un crecimiento saludable. El nitrógeno es el mineral esencial que tus plantas necesitan para crecer "verdes", como sus hojas y sus tallos. Asegúrate de que tu fertilizante es válido para la fase vegetativa y que contiene una cantidad apropiada de nitrógeno. La mayoría de growshops ofrecen abonos específicos para vegetación o floración, así que puedes escoger el más adecuado en cada momento. Normalmente, los cultivadores de cannabis utilizan dos tipos de fertilizantes, uno para la etapa vegetativa y otro para la de floración.

También deberías saber que las necesidades de nutrientes y de riego de tus plantas aumentarán a medida que se desarrollan vertical y horizontalmente. Al principio de la fase vegetativa, tu planta puede pasar varios días sin necesitar agua, pero esto puede cambiar rápidamente. Por ello, deberías asegurarte de comprobar constantemente la humedad de tu sustrato. Riega la planta cuando la tierra esté seca al tacto.

La etapa vegetativa de tu planta de cannabis es el momento en el que se hace más alta y robusta, para que al final te pueda recompensar con una buena cosecha de cogollos. Hoy en día, los aficionados al cultivo de cannabis tienen a su disposición multitud de productos y recursos que contribuyen al crecimiento saludable en todas las etapas del cultivo de marihuana, desde la primera fase de plantón hasta la época de la cosecha.